” ¿Quién manda en casa?”

Aunque tu mujer haya cometido cien faltas no la golpees, ni con una flor” 

Es un proverbio anónimo que me he encontrado hoy. Hay actitudes que nunca cambian. Se ve que eso de los golpes y los malos tratos es una tradición. Y como tradición, las hay buenas y malas. Os imagináis la frase al contrario: “Aunque tu marido haya cometido cien faltas no lo golpees ni con una flor”. No sólo es grave lo de los golpes, sino también que sea el hombre -en este caso- el que juzgue cómo se “porta” una mujer y deba darle su merecido. Eso es signo de la prepotencia o dominio que ha caracterizado la relación hombre-mujer y que en otras culturas -que no censuran este comportamiento- se hace más evidente.

También podemos ver que ya en la  antigüedad se han levantado voces con una buena dosis de humanidad e inteligencia que anunciaban y denunciaban las vejaciones hacia las mujeres, aunque fuera en forma de proverbio. 

 No hace falta que nos vayamos muy lejos en el tiempo o en el espacio para observar actitudes de dominio entre las parejas. Muchas relaciones se establecen con esta premisa equivocada. Y si no ya me diréis que sentido tiene esta pregunta que es bastante habitual: ¿Quién manda en casa? Yo me pregunto: ¿por qué tiene que mandar alguien? ¿No se puede compartir y organizar? Tan censurable es que domine o mande uno como otro.

Ojalá los Reyes Magos nos traigan otra clase de regalos menos materiales y más juiciosos. Ya me comentaréis qué os parece este poema.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo GENERAL

Una respuesta a “” ¿Quién manda en casa?”

  1. ANGELA

    Precioso poema. Yo pienso que esta problemÁtica de género en que nos encontramos se debe a una ruptura de la tradicional relación Hombre/mujer (colocarla detras y en minúscula està hecho a propósito). Ella está viviendo un mayor desarrollo personal y que la impele a mirar hacia adelante, pese a resquebrajar esos lazos atávicos que tanto la enmudecían. Pienso,optimistamente, que en esa mirada hacia adelante de la mujer y en la inaceptación por parte del hombre es dónde se encuentra el núcleo de la discordia. Es un momento donde no hay vuelta atrás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s