El “coaching” ayuda pero el esfuerzo lo pones tú

Matías, un alumno de tercero, simpático y risueño, me ha dicho esta mañana:”Laura, ¿sabes lo que es un coaching?”, y yo me he quedado pensando….-¿un animalito? …¡Qué tonta¡

En los tiempos de Mari Castaña, allá por principios del siglo XX, hubo un escritor que se llamó Azorín. Él ya habló de “La voluntad”. De hecho escribió un libro que se titulaba así. Ahora suena a concepto arcaico, a teoría, a algo duro y difícil, casi que apenas tiene significado. No parece muy divertida la palabrita. Porque ahora hasta una mesa es divertida, una casa puede ser divertida y también hay sabores divertidos. Es la palabra de moda. Ser divertido es ser chillón, ir rápido, ser muy, muy práctico, moverse mucho, hacer muchas cosas, muchas, en un día. Eso de pararse de vez en cuando y contemplar la vida y a uno mismo…No, no, eso no es divertido. Ya entiendo, por eso los que caminamos despacio, y nos detenemos de vez en cuando, no lo somos.

Aunque hay muchas maneras de pararse. Uno se detiene para fijar la atención, para centrarse en un trabajo, para comprender una lectura, por ejemplo. (No quiero decir para estudiar, porque no es divertido). Pueden leer por ti, sí, pero la comprensión requiere un esfuerzo individual, que además hay que desarrollar. Y eso es lo peor, porque se necesita tiempo y recreación. Leer y comprender al mismo tiempo requiere habilidad y práctica. Otra manera de pararse, claro, es cuando uno es vago. Y no lo digo por ti, precisamente, Matías. Pero haberlos, haylos.

Ahora bien, -según me decías, Matías-si uno es perezoso, pues…”búscate un coaching”. ¿Que qué es eso? Según me han contado hoy mis alumnos -que pienso andan un tanto desencaminados-es alguien que empuja cuando uno se para. Que quieres dejar de fumar, pues búscate un coaching, que quieres adelgazar, búscate un coaching, que no puedes poner orden en tu vida, ya sabes, el coaching. Es mejor que alguien te motive, porque se ve que al coaching le pagas para que te anime a esforzarte. Es como una especie de Voluntad con piernas. Si decaes, ahí está el coaching.

Ahora en serio, he buscado lo del coaching y es un profesional, un entrenador personal psicológico que va a potenciar las capacidades individuales al máximo para sacar el mejor rendimiento de uno mismo, pero sin tu voluntad, Matías no hay nada.

Se suele aplicar también al mundo de las empresas y éste es distinto al de la vida escolar. Y eso de que el “coaching” lo arregle todo…Matías…como una especie de secretario personal…Matías…

A mí me gusta lo nuevo, no me pego a las tradiciones porque sí y me atrae el futuro. Creo que es bueno que las personas recoloquemos las ideas y aprendamos a vivir adaptándonos a modelos actuales. Pero la voluntad y el esfuerzo individual son esenciales en la persona (no forman parte de la tradición ni de lo novedoso). Desde luego, no es tarea divertida ni fácil muchas veces, pero si muy satisfactoria, la mayoría. No quiero pensar ni por un momento, Matías, que creas que el coaching, el psicólogo personal es el sustituto del esfuerzo individual. “La voluntad mueve montañas”, recordad -sabiduria popular-, por algo será lo del refrán. Quizá no lo confundas, Matías, pero………¡me da un miedo!

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo GENERAL

2 Respuestas a “El “coaching” ayuda pero el esfuerzo lo pones tú

  1. aserete

    Cuando te haces mayor y ves que todo el esfuerzo que un día pusiste en hacer las cosas bien y has obtenido un benificio moral o de otro tipo en muy reconfortante.
    Los que no tenemos entrenadores profesionales , por diversas causas, podemos llegar a marcarnos unas metas
    y dar unos pasitos constantes todos los días , con esfuerzo
    y suerte,que también es importante,cruzaremos la meta, pero el camiro cada cual se lo construye.¡Ánimo!

  2. Angela

    Para mi el Coaching es es una forma de amistad. Hay amigos que te pueden ayudar mucho y echarte una mana cuando los necesitas. Enderezar el camino a recorrer, la tortuosidad del mismo nos viene dada por las circunstancias que nos han puesto en el, pero la voluntad mueve montañas, endereza caminos sobre todo si llevas una mano amiga contigo.
    Propongo un dia internacional de la amistad. La buena, la verdadera, esa que realmente es un coaching para los momentos de debilidad. Busquemosla si no la tenemos. Pero mientras tanto movamos las montañas y cultivemos nuestra voluntad como la semilla de bambú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s