“Lo fatal”. Rubén Darío

Rubén Darío escribe esta composición al final de su etapa literaria. En ella se expresa la amargura, la fatiga y el desaliento, después de una vida transcurrida. El tono existencial y pesimista se impone a lo largo de estos versos, que contrastan con los temas desarrollados en anteriores poemarios.

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo,
y más la piedra dura porque esa ya no siente,
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

Ser y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
y el temor de haber sido y un futuro terror…
Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
y sufrir por la vida y por la sombra y por

lo que no conocemos y apenas sospechamos,
y la carne que tienta con sus frescos racimos,
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,

¡y no saber adónde vamos,
ni de dónde venimos!…

[blip.tv ?posts_id=846513&dest=-1] Recitado por el profesor Pepe Barrio Fernández

1. Subrayad los elementos que se refieren a la naturaleza muerta y justificad su presencia.

2. Existe una antítesis que pone de relevancia un hálito de vida, frente al resto de los versos. ¿En cuál?

3. ¿Qué efecto produce la polisíndeton a partir de la segunda estrofa?

4. ¿Qué sentimientos se expresan en los dos últimos versos que cierran el poema?

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo LITERATURA, Modernismo, Poemas recitados

Una respuesta a ““Lo fatal”. Rubén Darío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s