“El niño con el pijama de rayas” (Reseña de Marta Navarro Herrero 1º BACH)

El niño con el pijama de rayas

John Boyne

Salamandra. Barcelona 2007

Es una obra contemporánea del año 2007, finalista del premio Planeta lo que ha hecho que tenga una gran difusión en los medios de comunicación. Aunque se desarrolla en un pasado reciente, su problemática puede trasladarse al momento actual, como los niños y su inocencia se ven envueltos en las tragedias que los mayores provocan y las sufren.

Bruno es el hijo de un comandante nazi que es destinado Auschwitz para dirigir el campo de concentración. El niño pasará de una vida sosegada en Berlín a vivir junto a la alambrada del campo de concentración, donde ve a muchas personas con un “pijama de rayas”. El aburrimiento de su nueva vida le lleva a escaparse buscando alguna aventura o algún amigo con quien divertirse. En un punto de la alambrada, lejos de la mirada y los fusiles de los militares, conoce a Shmuel, un niño judío, y entre ellos surge una relación de amistad que se fortalecerá les llevará a acabar juntos al final de la novela al mismo lado de la alambrada.

El título por si solo no sugiere mucho sobre la historia, en un principio, pero llama la atención por parecer una lectura infantil, aunque por los acontecimientos que se relatan descubrimos enseguida la realidad tan cruda en que nos sitúa. La portada está diseñada para apoyar el título y lo consigue considerablemente.

El relato está ordenado cronológicamente, por capítulos y su título resume bien el contenido de cada uno. Su estilo es premeditadamente sencillo, ya que la historia es narrada desde la perspectiva de un niño, Bruno, narrador en 3ª persona y protagonista, por eso el lenguaje es fácil y evita toda retórica.

El final de la obra es lo que más sorprende; el autor construye con maestría una situación donde los acontecimientos se suceden de forma natural para los personajes, pero que el lector intuye que lleva a la inevitable tragedia final.

Esta obra permanece en la memoria. Nos hace pensar en las miles de historias trágicas que debieron de suceder entonces. El tema es tan trascendente que no puede caer en el olvido. Un libro cuya lectura fácil y sencilla no enmascara la tragedia que encierra. Es tan grande la magnitud de la tragedia que el exterminio judío supuso, que es difícil expresarlo desde la perspectiva que el autor le ha dado; aún así valoro la novedad que ha supuesto contar la historia desde la perspectiva de la inocencia infantil.

Es muy recomendable para la gente joven a partir de trece años y para cualquier adulto que desee leerlo.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo RESEÑAS DE LECTURAS

Una respuesta a ““El niño con el pijama de rayas” (Reseña de Marta Navarro Herrero 1º BACH)

  1. jose carlos bergillos

    EL MISTERIO DE LA CRIPTA EMBRUJADA
    Eduardo Mendoza

     El libro se asemeja mucho a las demás obras de Eduardo Mendoza, porque es el mismo autor y siempre tiene que resolver un misterio.
     Me ha gustado pero el final es muy absurdo.
     El narrador se encuentra en 1ª persona porque es el protagonista.
     La historia sucede en Barcelona hacia 1970.
     Resumen:
    Nuestro protagonista, del que no se sabe en nombre, está en un manicomio.
    Un buen día el comisario Flores y una monja lo sacan de allí a cambio de que resuelva un misterio. Una niña hace seis años había desaparecido en un colegio de monjas, y a los dos días había aparecido de nuevo sin saber a donde había ido. Ahora había desaparecido otra niña.
    Nuestra protagonista, al salir del manicomio fue a pedir ayuda a su hermana Cándida, pero esta no quiso ayudarle. Esa noche nuestro protagonista se quedó a dormir en una pensión con el dinero que había robado. Cuando estaba en su cuarto llegó un sueco al que antes había visto con Cándida, y ahí mismo murió. La policía creyó que el asesino había sido él y tuvo que escapar para no ser cogido.
    Él empieza a investigar a la niña desaparecida hace seis años (Isabel Preaplana) y a su amiga (Mercedes Negrer). Isabel no le contó nada pero Mercedes le contó que su amiga había ido con un hombre hasta una cripta que había en el colegio y que ella los había seguido, pero que después se había desmayado y no recordaba más. En la cripta había un hombre muerto.
    Después expulsaron del colegio a Isabel y a Mercedes, a la que llevaron a vivir a un pueblo lejos de la cuidad y cerca de una fábrica del padre del señor Preaplana.
    El protagonista fue a hablar con el padre de la niña que estaba ahora desaparecida, que era dentista, y de casualidad vio al señor Preaplana con un saco que contenía a la hija del dentista.
    Después nuestro protagonista fue en busca de la niña desaparecida y le hizo oler éter. Después se dirigió con ella a la cripta, allí dentro la perdió de vista y después olió éter él y sufrió alucinaciones y vio al sueco muerto.
    Al despertar vio al comisario Flores, Mercedes, las monjas y un doctor que tenía en el manicomio.
    Después siguieron al comisario Flores hasta el final de la cripta, donde había una mansión, pero no encontraron nada más.
    Nuestro protagonista pensaba que el señor Preaplana estaba metido en negocios sucios, y hacía que las niñas fueran a la cripta a ver el cadáver, ya que antiguamente eso había sido suyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s