“Mientras por competir con tu cabello” de Góngora (breve comentario)

El soneto de Góngora tiene como tema el tópico latino, el “carpe diem”, vive la vida, vive el presente, que decían los clásicos. Durante el Renacimiento español fueron muchos los autores que tocaron el tema, Garcilaso el más conocido de todos ellos con su soneto “En tanto que de rosa y azucena…”. Góngora no hace más que coger el mismo tema de Garcilaso, la misma forma (el soneto), la misma estructura, y desarrollarlo, pero setenta u ochenta años después, en pleno barroco español, en el llamado movimiento culteranista. En los ocho primeros versos describe “cuello, cabello, labio y frente” en la plenitud de belleza y de vida. En los tres siguientes invita a la mujer descrita a que goce de esa belleza, de esa vida, de ese presente. Y en los tres últimos versos indica lo que inevitablemente pasará con esa belleza. Ese último verso del soneto posiblemente sea el más duro, el más claro y el más terrible de toda la literatura en lengua castellana: “en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada”. Garcilaso no llegó a hablar de la muerte, sino de la vejez, del deterioro. Góngora va mucho más allá, llega a la muerte sin más. El pesimismo barroco se lleva hasta ese final. La forma del soneto, tan enrevesada, tan “columna salomónica”, no hace más que manifestar esas luces, esas sombras tan típicas de momentos de crisis como fue nuestro siglo XVII.

Recitado por el profesor Pepe Barrio

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo LITERATURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s